SOL NACIENTE
Historias hispano-japonesas

Editorial RBA
ISBN: 978-84-9006-139-8
Noviembre de 2011

En 1549 el navarro Francisco Javier atracó en Kagoshima, y con su llegada a Japón se inauguraron las relaciones entre europeos y japoneses. Este libro traza las relaciones entre España y Japón desde su orígen, a mitad del siglo XVI, pasando por el periodo de expansión militarista del Imperio del Sol Naciente, hasta la actualidad.

El autor se detiene en el periodo de expansión nipona, durante las dos guerras mundiales, puesto que España representó entonces los intereses diplomáticos japoneses en el mundo, y relata episodios como un quimérico plan del franquismo para enviar una División Azul a luchar junto a las tropas japonesas con la esperanza de recuperar la influencia española sobre la antigua colonia de Filipinas.

Sin embargo, también dedica atención al periodo actual: analiza las inversiones japonesas en nuestro país hasta la popularidad de Gaudí y el flamenco en Japón, y da cuenta tanto de las vivencias de los actuales hidalgos en Japón como de las experiencias de los samuráis contemporáneos en España.

El resultado es un relato vivo y directo sobre una de las potencias económicas mundiales en la que sus habitantes se carecterizan por sobreponerse a la adversidad, ya sea de un implacable bombardeo atómico, un tsunami devastador o un grave accidente nuclear.




Críticas

Entrevista para programa de TVE2

Para todos la 2 (TVE - 16 ene 2012)

  • Mabuhay
  • Sol naciente - Historias hispano-japonesas
  • Samurai y Cristo
  • Tabaco - El imperio de los marqueses de Comillas
  • Dainichi
  • La última conquista - La secreta historia de amor de Luna Clara, durante el descubrimiento de la Alta California
  • Gringolandia - Un retrato de EE.UU y su relación con España
  • 	
Tabaco - El imperio de los marqueses de Comillas
  • Dainichi - La epopeya de Francisco Javier en Japón
  • Nova York y Washington - El que cal saber per descobrir
  • Japón - Más allá del video y las geishas
  • EEUU Más allà de las hamburguesas y los pantalones vaqueros